REFLEXIONES

  • En que cree tu en lo que dice la gente de ti, o el lo que Dios dice que tu eres?
    Cuando abordas una tarea, una relación o una oportunidad, y piensas en quién eres y en lo que eres capaz de hacer, ¿qué palabras te vienen a la mente? ¿Son palabras que muestran confianza, esperanza, y fortaleza? ¿O miedo, duda, orgullo o inseguridad?Lo que nos decimos cada día es importante. Si creemos algo acerca de nuestra identidad que no es cierto, vamos a luchar para creer lo que Dios dice sobre nosotros cuando nos lo revela.Las verdades no cambian. No dependen de lo que hagas, lo que hayas hecho o quién quieras ser. Las verdades no son mantras de autoayuda ni dichos cliché. Se basan totalmente en la Palabra de Dios y en lo que Él dice sobre ti. Si bien siempre habrá áreas en tu vida en las que necesitas crecer, la forma en que Dios te ve y lo que dice de ti no cambia, porque Dios afirma quién eres, no solo lo que haces.Por eso, cuando arraigas tu identidad en Él al declarar sobre ti verdades bíblicas, empezarás a verte como Él te ve. Y esto va a influiren la forma como tratas a los demás, y en las situaciones, las oportunidades y los eventos que te rodean.Hay una frase que le encanta de Jesus, en el libro de: 

    Mateo 16:13-20 13 

    Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?» 14 Ellos dijeron: «Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, que es Elías; y otros, que es Jeremías o alguno de los profetas.»(B)15 Él les preguntó: «Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?» 16 Simón Pedro respondió: «¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!»(C) 17 Entonces Jesús le dijo: «Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo te digo que tú eres Pedro,[a] y sobre esta roca[b] edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no podrán vencerla. 19 A ti te daré las llaves del reino de los cielos. Todo lo que ates en la tierra será atado en los cielos, y todo lo que desates en la tierra será desatado en los cielos.»

    Puedes compartir este sitio
  • MENÚ
    Visión y llamamiento de Isaias
    La fe no puede operar junto con el miedo.
    La oracion y fe es creer en la Palabra revelada de Dios, aferrarse al compromiso con su pacto,
    Procura vivir como Cristo
    En que cree tu en lo que dice la gente de ti, o el lo que Dios dice que tu eres?
    Esta tu de parte de Dios? de Dios o contra El?
    Encargo de Dios para Ciro

REFLEXIONES

En que cree tu en lo que dice la gente de ti, o el lo que Dios dice que tu eres?
Cuando abordas una tarea, una relación o una oportunidad, y piensas en quién eres y en lo que eres capaz de hacer, ¿qué palabras te vienen a la mente? ¿Son palabras que muestran confianza, esperanza, y fortaleza? ¿O miedo, duda, orgullo o inseguridad?Lo que nos decimos cada día es importante. Si creemos algo acerca de nuestra identidad que no es cierto, vamos a luchar para creer lo que Dios dice sobre nosotros cuando nos lo revela.Las verdades no cambian. No dependen de lo que hagas, lo que hayas hecho o quién quieras ser. Las verdades no son mantras de autoayuda ni dichos cliché. Se basan totalmente en la Palabra de Dios y en lo que Él dice sobre ti. Si bien siempre habrá áreas en tu vida en las que necesitas crecer, la forma en que Dios te ve y lo que dice de ti no cambia, porque Dios afirma quién eres, no solo lo que haces.Por eso, cuando arraigas tu identidad en Él al declarar sobre ti verdades bíblicas, empezarás a verte como Él te ve. Y esto va a influiren la forma como tratas a los demás, y en las situaciones, las oportunidades y los eventos que te rodean.Hay una frase que le encanta de Jesus, en el libro de: 

Mateo 16:13-20 13 

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?» 14 Ellos dijeron: «Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, que es Elías; y otros, que es Jeremías o alguno de los profetas.»(B)15 Él les preguntó: «Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?» 16 Simón Pedro respondió: «¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!»(C) 17 Entonces Jesús le dijo: «Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo te digo que tú eres Pedro,[a] y sobre esta roca[b] edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no podrán vencerla. 19 A ti te daré las llaves del reino de los cielos. Todo lo que ates en la tierra será atado en los cielos, y todo lo que desates en la tierra será desatado en los cielos.»

Puedes compartir este sitio

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra política de cookies.
Copyright © 2021 Todos los derechos reservados
El Paralítico de Betesda | Juan 5:1-18 | Reina Valera 1960
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   32,760
Copyright © 2021 Derechos reservados
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   32,760