REFLEXIONES

  • Una espiritualidad basada en la Trinidad
    Trinidad orienta nuestra vida hacia el Padre, en el Hijo y a través del Espíritu. 

    Maduramos para la gloria del Padre. Él es la razón de nuestra existencia. 

    Los adultos espirituales han aprendido a trasladar cada vez más el honor al Padre. Reconocen la providencia de Dios, -Su bondad, poder y sabiduría- mientras le claman en medio de las pruebas. 

    El madurar la piedad consiste simplemente en vivir para engrandecer a Dios Padre en cualquier circunstancia en la que nos encontremos.Maduramos en el nombre del Hijo. Él es nuestra ayuda y nuestro ejemplo. 

    Los pasajes más significativos del libro de Juan, en particular Juan 15, declaran que sin Cristo no podemos hacer nada. Si no permanecemos en Él, 

    no seremos capaces de llevar ningún fruto que permanezca. Los cristianos también deberíamos pasar por las dificultades como lo hizo Jesús: con humildad, buscando oportunidades de servicio y sacrificio. Clamamos al Padre, quien de otra manera no nos escucharía, en el nombre del Hijo. 

    Esperamos el día en que Su nombre sea reconocido por encima de todo nombre, incluso sobre nombres de enfermedades como el COVID-19. Cuanto más nos identificamos con el Nombre de Jesús, más maduros y más cristianos somos.

    Puedes compartir este sitio
  • MENÚ
    Visión y llamamiento de Isaias
    La fe no puede operar junto con el miedo.
    La oracion y fe es creer en la Palabra revelada de Dios, aferrarse al compromiso con su pacto,
    Procura vivir como Cristo
    En que cree tu en lo que dice la gente de ti, o el lo que Dios dice que tu eres?
    Esta tu de parte de Dios? de Dios o contra El?
    Encargo de Dios para Ciro

REFLEXIONES

Una espiritualidad basada en la Trinidad
Trinidad orienta nuestra vida hacia el Padre, en el Hijo y a través del Espíritu. 

Maduramos para la gloria del Padre. Él es la razón de nuestra existencia. 

Los adultos espirituales han aprendido a trasladar cada vez más el honor al Padre. Reconocen la providencia de Dios, -Su bondad, poder y sabiduría- mientras le claman en medio de las pruebas. 

El madurar la piedad consiste simplemente en vivir para engrandecer a Dios Padre en cualquier circunstancia en la que nos encontremos.Maduramos en el nombre del Hijo. Él es nuestra ayuda y nuestro ejemplo. 

Los pasajes más significativos del libro de Juan, en particular Juan 15, declaran que sin Cristo no podemos hacer nada. Si no permanecemos en Él, 

no seremos capaces de llevar ningún fruto que permanezca. Los cristianos también deberíamos pasar por las dificultades como lo hizo Jesús: con humildad, buscando oportunidades de servicio y sacrificio. Clamamos al Padre, quien de otra manera no nos escucharía, en el nombre del Hijo. 

Esperamos el día en que Su nombre sea reconocido por encima de todo nombre, incluso sobre nombres de enfermedades como el COVID-19. Cuanto más nos identificamos con el Nombre de Jesús, más maduros y más cristianos somos.

Puedes compartir este sitio

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra política de cookies.
Copyright © 2021 Todos los derechos reservados
El Paralítico de Betesda | Juan 5:1-18 | Reina Valera 1960
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   32,715
Copyright © 2021 Derechos reservados
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   32,715