REFLEXIONES

  • Todo tiene una razón, un porque
    En la vida tenemos todos tenemos que pasar momentos de tribulaciones, tantos y cuando digo todos, me refiero a todos sin excepción, tanto al justo con la impio, muchos tenemos temores, enfermedades, tristeza o por la muerte, de nuestros seres queridos.

    Eclesiates 9:2 

    A todos les sucede lo mismo: Hay una misma suerte para el justo y para el impío; Para el bueno, para el limpio y para el inmundo; Para el que ofrece sacrificio y para el que no sacrifica. 

    Como el bueno, así es el pecador; Como el que jura, así es el que teme jurar.Pero como seres humanos actuamos de diferentes manera, en algunos momentos del camino, y alguno le echamos la culpa a Dios de lo que nos ocurre y hasta pensamos rendirnos y en tirarlo todo. 

    Enfrentamos varios percances a lo largo de nuestra vida y, de hecho, son capaces de debilitarnos. 

    Pero, en estos momentos de inseguridad, no debes darle la espalda a tu fe y apegarte aún más a Dios.

    La verdad es que, sin dificultades, no podemos vencer miedos e incertidumbres. Sin ellos, no descubrimos qué necesitamos mejorar y qué nos queda por aprender. Creele a Dios, confia El. Salmos 13:1

    David clama a Dios y le pregunta,¿Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?

    Salmos 121:3-53 

    Dios no te dejará caer; tu protector nunca se dormirá.4 El protector de Israel nunca duerme ni se deja rendir por el sueño.5 El SEÑOR es tu protector. El SEÑOR siempre está a tu lado como una sombra, para protegerte.

    Hoy Dios te dice, yo Soy.

    Isaías 41:10 

    No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.Cuando Moisés le preguntó a Dios por su nombre, la respuesta fue sorprendente: 'YO SOY EL QUE SOY ... Este es mi nombre para siempre' (Éxodo 3: 14–15). Esta respuesta distingue a Dios de todos los dioses extranjeros que la gente pudo haber conocido. 

    Este Dios no se limita a un primer nombre o un dominio en particular. Este Dios no fue creado por manos humanas ni nombrado por el lenguaje humano. 

    La declaración 'YO SOY' viene del verbo hebreo 'ser o existir'. Con esta declaración, Dios declaró que Él es autoexistente, eterno, autosuficiente, autodirigido e inmutable. Pero esta declaración también declaró que Él está presente. 

    A pesar de que su naturaleza es tan diferente de los humanos y sus dioses hechos por el hombre, Dios está presente con su pueblo. Era consciente de su sufrimiento, deseaba liberarlos y tenía la intención de ser conocido a lo largo de todas las generaciones.

    Creele a Dios, no importa donde tu estés, nuestro Dios no esta limitado al tiempo ni al espacio, Dios sigue siendo el Dios que te dice: 4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

    Salmos 23:4

    Yo soy el que soy, no tema ni desmaye, Yo soy el que soy,

    Puedes compartir este sitio
  • MENÚ
    Nuestras vida sin Tí Señor
    Alabaré a mi Dios todo el tiempo, porque para siempre es tu misericordia
    El plan secreto de Dios
    Elige la perspectiva
    Dios puede inclinar nuestro corazón él
    La preciosa sangre de Jesús
    Oh Jehova, a ti he clamado apresúrate a mi

REFLEXIONES

Todo tiene una razón, un porque
En la vida tenemos todos tenemos que pasar momentos de tribulaciones, tantos y cuando digo todos, me refiero a todos sin excepción, tanto al justo con la impio, muchos tenemos temores, enfermedades, tristeza o por la muerte, de nuestros seres queridos.

Eclesiates 9:2 

A todos les sucede lo mismo: Hay una misma suerte para el justo y para el impío; Para el bueno, para el limpio y para el inmundo; Para el que ofrece sacrificio y para el que no sacrifica. 

Como el bueno, así es el pecador; Como el que jura, así es el que teme jurar.Pero como seres humanos actuamos de diferentes manera, en algunos momentos del camino, y alguno le echamos la culpa a Dios de lo que nos ocurre y hasta pensamos rendirnos y en tirarlo todo. 

Enfrentamos varios percances a lo largo de nuestra vida y, de hecho, son capaces de debilitarnos. 

Pero, en estos momentos de inseguridad, no debes darle la espalda a tu fe y apegarte aún más a Dios.

La verdad es que, sin dificultades, no podemos vencer miedos e incertidumbres. Sin ellos, no descubrimos qué necesitamos mejorar y qué nos queda por aprender. Creele a Dios, confia El. Salmos 13:1

David clama a Dios y le pregunta,¿Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?

Salmos 121:3-53 

Dios no te dejará caer; tu protector nunca se dormirá.4 El protector de Israel nunca duerme ni se deja rendir por el sueño.5 El SEÑOR es tu protector. El SEÑOR siempre está a tu lado como una sombra, para protegerte.

Hoy Dios te dice, yo Soy.

Isaías 41:10 

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.Cuando Moisés le preguntó a Dios por su nombre, la respuesta fue sorprendente: 'YO SOY EL QUE SOY ... Este es mi nombre para siempre' (Éxodo 3: 14–15). Esta respuesta distingue a Dios de todos los dioses extranjeros que la gente pudo haber conocido. 

Este Dios no se limita a un primer nombre o un dominio en particular. Este Dios no fue creado por manos humanas ni nombrado por el lenguaje humano. 

La declaración 'YO SOY' viene del verbo hebreo 'ser o existir'. Con esta declaración, Dios declaró que Él es autoexistente, eterno, autosuficiente, autodirigido e inmutable. Pero esta declaración también declaró que Él está presente. 

A pesar de que su naturaleza es tan diferente de los humanos y sus dioses hechos por el hombre, Dios está presente con su pueblo. Era consciente de su sufrimiento, deseaba liberarlos y tenía la intención de ser conocido a lo largo de todas las generaciones.

Creele a Dios, no importa donde tu estés, nuestro Dios no esta limitado al tiempo ni al espacio, Dios sigue siendo el Dios que te dice: 4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Salmos 23:4

Yo soy el que soy, no tema ni desmaye, Yo soy el que soy,

Puedes compartir este sitio

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra política de cookies.
Copyright © 2022 Todos los derechos reservados
El Paralítico de Betesda | Juan 5:1-18 | Reina Valera 1960
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   94,531
Copyright © 2022 Derechos reservados
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   94,531