REFLEXIONES

  • Nuestras vida sin Tí Señor
    Salmos 139:7-12Reina-Valera 19607 ¿A dónde me iré de tu Espíritu?¿Y a dónde huiré de tu presencia?8 Si subiere a los cielos, allí estás tú;Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.9 Si tomare las alas del albaY habitare en el extremo del mar,10 Aun allí me guiará tu mano,Y me asirá tu diestra.11 Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán;Aun la noche resplandecerá alrededor de mí.12 Aun las tinieblas no encubren de ti,Y la noche resplandece como el día;Lo mismo te son las tinieblas que la luz.


    A no haber estado Jehová por nosotros,

    Diga ahora Israel;

    A no haber estado Jehová por nosotros,

    Cuando se levantaron contra nosotros los hombres,

    Vivos nos habrían tragado entonces,

    Cuando se encendió su furor contra nosotros.

    Entonces nos habrían inundado las aguas;

    Sobre nuestra alma hubiera pasado el torrente;

    Hubieran entonces pasado sobre nuestra alma las aguas impetuosas.

    Bendito sea Jehová,

    Que no nos dio por presa a los dientes de ellos.

    Nuestra alma escapó cual ave del lazo de los cazadores;

    Se rompió el lazo, y escapamos nosotros.

    Nuestro socorro está en el nombre de Jehová,

    Que hizo el cielo y la tierra.

    Puedes compartir este sitio
  • MENÚ
    La congoja del corazón
    Dios quieres que seamos ayudante en el camino
    Breve reflexión sobre Isaías
    El ministerio de Pablo
    Bonito y bendecido día para ti
    Pablo llamada a ser siervo de Jesucristo.
    El necio dice en su corazón no hay Dios

REFLEXIONES

Nuestras vida sin Tí Señor
Salmos 139:7-12Reina-Valera 19607 ¿A dónde me iré de tu Espíritu?¿Y a dónde huiré de tu presencia?8 Si subiere a los cielos, allí estás tú;Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.9 Si tomare las alas del albaY habitare en el extremo del mar,10 Aun allí me guiará tu mano,Y me asirá tu diestra.11 Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán;Aun la noche resplandecerá alrededor de mí.12 Aun las tinieblas no encubren de ti,Y la noche resplandece como el día;Lo mismo te son las tinieblas que la luz.


A no haber estado Jehová por nosotros,

Diga ahora Israel;

A no haber estado Jehová por nosotros,

Cuando se levantaron contra nosotros los hombres,

Vivos nos habrían tragado entonces,

Cuando se encendió su furor contra nosotros.

Entonces nos habrían inundado las aguas;

Sobre nuestra alma hubiera pasado el torrente;

Hubieran entonces pasado sobre nuestra alma las aguas impetuosas.

Bendito sea Jehová,

Que no nos dio por presa a los dientes de ellos.

Nuestra alma escapó cual ave del lazo de los cazadores;

Se rompió el lazo, y escapamos nosotros.

Nuestro socorro está en el nombre de Jehová,

Que hizo el cielo y la tierra.

Puedes compartir este sitio

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra política de cookies.
Copyright © 2024 Todos los derechos reservados
El Paralítico de Betesda | Juan 5:1-18 | Reina Valera 1960
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   155,885
Copyright © 2024 Derechos reservados
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   155,885