REFLEXIONES

  • Como una vasija rota!
    El aguador quedó muy conmovido por el jarrón y con mucha compasión dijo: 

    «cuando regresemos a la casa del patrón, quiero que te fijes en las hermosas flores que brotan del camino”. 

    Así lo hizo y, de hecho, vio muchas flores en el camino, pero en cualquier caso se sintió muy triste porque al final solo llevó la mitad de su carga. El aguador le dijo: «¿Te diste cuenta de que las flores solo crecen al costado de tu camino? Siempre he sabido de tus grietas y quería aprovecharlas, sembré semillas de flores todo el camino por donde vas y todos los días las has regado. Durante dos años he podido recolectar estas flores para decorar el escritorio de mi Maestro. Si no fueras exactamente como eres, Él no habría tenido esa belleza en su mesa”. 

    ¿Alguna vez has sentido como esta vasija? ¿has sentido que has perdido tu valor o utilidad? Quizás por tus años, discapacidad física o falta de recursos materiales has llegado a pensar que ya no eres de utilidad en esta tierra. A ti quiero recordarte que Dios ha utilizado lo necio y lo más débil del mundo para avergonzar a los sabios (1 Corintios 1:27-29) Así que, tu valor no lo determina lo que tu u otros piensen de acerca de ti, tu valor radica en lo que Dios determinó para tu vida y en el propósito por el cual el te ha traído a este mundo. Vales mucho, No te menosprecies.

    Puedes compartir este sitio
  • MENÚ
    Nuestras vida sin Tí Señor
    Alabaré a mi Dios todo el tiempo, porque para siempre es tu misericordia
    El plan secreto de Dios
    Elige la perspectiva
    Dios puede inclinar nuestro corazón él
    La preciosa sangre de Jesús
    Oh Jehova, a ti he clamado apresúrate a mi

REFLEXIONES

Como una vasija rota!
El aguador quedó muy conmovido por el jarrón y con mucha compasión dijo: 

«cuando regresemos a la casa del patrón, quiero que te fijes en las hermosas flores que brotan del camino”. 

Así lo hizo y, de hecho, vio muchas flores en el camino, pero en cualquier caso se sintió muy triste porque al final solo llevó la mitad de su carga. El aguador le dijo: «¿Te diste cuenta de que las flores solo crecen al costado de tu camino? Siempre he sabido de tus grietas y quería aprovecharlas, sembré semillas de flores todo el camino por donde vas y todos los días las has regado. Durante dos años he podido recolectar estas flores para decorar el escritorio de mi Maestro. Si no fueras exactamente como eres, Él no habría tenido esa belleza en su mesa”. 

¿Alguna vez has sentido como esta vasija? ¿has sentido que has perdido tu valor o utilidad? Quizás por tus años, discapacidad física o falta de recursos materiales has llegado a pensar que ya no eres de utilidad en esta tierra. A ti quiero recordarte que Dios ha utilizado lo necio y lo más débil del mundo para avergonzar a los sabios (1 Corintios 1:27-29) Así que, tu valor no lo determina lo que tu u otros piensen de acerca de ti, tu valor radica en lo que Dios determinó para tu vida y en el propósito por el cual el te ha traído a este mundo. Vales mucho, No te menosprecies.

Puedes compartir este sitio

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra política de cookies.
Copyright © 2022 Todos los derechos reservados
El Paralítico de Betesda | Juan 5:1-18 | Reina Valera 1960
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   94,553
Copyright © 2022 Derechos reservados
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   94,553