REFLEXIONES

  • La duda es querer buscar luz, la incredulidad es alegrarse en la oscuridad
    Recuerdo una occasion, reunidos con compañeros de mi comunidad, un compañero en una conversación se expresaba de una manera muy fea, usando palabra obscenas, yo le pedi que por favor no estaba en la disposición de escuchar estas palabras, por tanto yo le manifesté que no estaba de acuerdo con su vocablo de muy mal gusto.

    Esta chico me expreso: porque tu defiende tanto a Dios? tu no sabe si Dios esta ahora arriba borracho.? y tanto que tu lo defiende tanto? 

    Ahora yo le pregunto a usted amigo, y hermano, “no es eso obstinación”? El libro de 1Corintios 5:11 dice: Mas bien les escribí que no se junten con los que se dicen hermanos, pero son libertinos, avaros, idolatras, insolentes, borrachos y ladrones. Con esa gente, ni siquiera coman juntos.


    Observa varias cosas que ocurrieron hasta ahora. 

    Primero, Jesús está llevando a cabo sus negocios aquí en la tierra, predicando y enseñando, que es lo que se profetizó de Él. 

    Segundo, Juan ha escuchado acerca de las obras de Jesús. Al igual que Tomás, Juan oyó hablar de las obras, pero no las había visto por sí mismo. 

    Entonces, al igual que Tomás, Juan permanece en su duda, pero trabaja para obtener la confirmación. 

    Tercero, Juan no duda del que viene, simplemente quiere confirmar que Jesús es el que había de venir.Sus discípulos regresan e informan a Juan. 

    Jesús dijo que transmitieran a Juan lo que escucharon y vieron: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos resucitan, y los pobres reciben el evangelio. 

    De hecho, Juan, estando en prisión, estaba ciego, y ahora, debido al mensaje, recupera la vista. 

    Lo que Juan escuchó fue que Jesús estaba cumpliendo milagrosamente las profecías acerca del Venidero, demostrando así que Él es el Mesías. Jesús confirma a Juan, que lo que él atestiguó en el bautismo era verdad. Su duda estaba sintonizada con la creencia. 

    El evangelista escocés Henry Drummond dijo una vez: «Cristo nunca dejó de distinguir entre la duda y la incredulidad. La duda es que no puedo creer; la incredulidad es qué no voy a creer. 

    La duda es honesta; la incredulidad es obstinación. 

    La duda busca luz; la incredulidad se contenta con la oscuridad». La duda que encuentra la luz se convierte en creencia. ¿Dudas de Jesús? ¡Lleva tu duda a la luz del mundo y cree!

    De que lado tu esta?

    Puedes compartir este sitio
  • MENÚ
    Visión y llamamiento de Isaias
    La fe no puede operar junto con el miedo.
    La oracion y fe es creer en la Palabra revelada de Dios, aferrarse al compromiso con su pacto,
    Procura vivir como Cristo
    En que cree tu en lo que dice la gente de ti, o el lo que Dios dice que tu eres?
    Esta tu de parte de Dios? de Dios o contra El?
    Encargo de Dios para Ciro

REFLEXIONES

La duda es querer buscar luz, la incredulidad es alegrarse en la oscuridad
Recuerdo una occasion, reunidos con compañeros de mi comunidad, un compañero en una conversación se expresaba de una manera muy fea, usando palabra obscenas, yo le pedi que por favor no estaba en la disposición de escuchar estas palabras, por tanto yo le manifesté que no estaba de acuerdo con su vocablo de muy mal gusto.

Esta chico me expreso: porque tu defiende tanto a Dios? tu no sabe si Dios esta ahora arriba borracho.? y tanto que tu lo defiende tanto? 

Ahora yo le pregunto a usted amigo, y hermano, “no es eso obstinación”? El libro de 1Corintios 5:11 dice: Mas bien les escribí que no se junten con los que se dicen hermanos, pero son libertinos, avaros, idolatras, insolentes, borrachos y ladrones. Con esa gente, ni siquiera coman juntos.


Observa varias cosas que ocurrieron hasta ahora. 

Primero, Jesús está llevando a cabo sus negocios aquí en la tierra, predicando y enseñando, que es lo que se profetizó de Él. 

Segundo, Juan ha escuchado acerca de las obras de Jesús. Al igual que Tomás, Juan oyó hablar de las obras, pero no las había visto por sí mismo. 

Entonces, al igual que Tomás, Juan permanece en su duda, pero trabaja para obtener la confirmación. 

Tercero, Juan no duda del que viene, simplemente quiere confirmar que Jesús es el que había de venir.Sus discípulos regresan e informan a Juan. 

Jesús dijo que transmitieran a Juan lo que escucharon y vieron: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos resucitan, y los pobres reciben el evangelio. 

De hecho, Juan, estando en prisión, estaba ciego, y ahora, debido al mensaje, recupera la vista. 

Lo que Juan escuchó fue que Jesús estaba cumpliendo milagrosamente las profecías acerca del Venidero, demostrando así que Él es el Mesías. Jesús confirma a Juan, que lo que él atestiguó en el bautismo era verdad. Su duda estaba sintonizada con la creencia. 

El evangelista escocés Henry Drummond dijo una vez: «Cristo nunca dejó de distinguir entre la duda y la incredulidad. La duda es que no puedo creer; la incredulidad es qué no voy a creer. 

La duda es honesta; la incredulidad es obstinación. 

La duda busca luz; la incredulidad se contenta con la oscuridad». La duda que encuentra la luz se convierte en creencia. ¿Dudas de Jesús? ¡Lleva tu duda a la luz del mundo y cree!

De que lado tu esta?

Puedes compartir este sitio

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra política de cookies.
Copyright © 2021 Todos los derechos reservados
El Paralítico de Betesda | Juan 5:1-18 | Reina Valera 1960
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   32,711
Copyright © 2021 Derechos reservados
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   32,711