REFLEXIONES

  • Agrado a los hombres o agrado a Dios
    Porque ¿busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O me esfuerzo por agradar a los hombres? Si yo todavía estuviera tratando de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo.

    Galatas 1:10 

    Ante las distintas situaciones que se presentan en la vida (enfermedades, desempleo, soledad, etc.), podemos sacar nuestras propias conclusiones, cuestionar las circunstancias y trasmitir nuestra perspectiva de los sinsabores que nos rodean. 

    Pero es importante reflexionar, si en medio de cada juicio de valor que hemos tenido que afrontar, nos hemos preguntado ¿Y Dios que opina? 

    Procura que tus criterios se ajusten a los criterios de Dios, no pretendas moldear a Dios a tu parecer, voluntad o contexto, 

    “No seas sabio en tu propia opinión” (Pr. 3:7); Dios es el mismo ayer, hoy y por siempre lo será, por tanto su palabra también continuará siendo la misma, además la Palabra de Dios enseña que “si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo” (1Co. 8:2).

    El versículo Jeremías 17:5, por años ha sido mal interpretado, lo han utilizado como una excusa para no cumplir un principio de reino, como lo es estar bajo sujeción en la congregación. Muchos hijos de Dios lo han tomado por conveniencia personal y de esta manera se escudan para evitar estar bajo autoridad en la congregación, utilizando una interpretación fuera de contexto.

    Cuando jeremías dijo que maldito el hombre que confié en otro hombre se refería a nuestra autosuficiencia e independencia fuera de Dios. 

    Jeremias 17:5


    Puedes compartir este sitio
  • MENÚ
    Visión y llamamiento de Isaias
    La fe no puede operar junto con el miedo.
    La oracion y fe es creer en la Palabra revelada de Dios, aferrarse al compromiso con su pacto,
    Procura vivir como Cristo
    En que cree tu en lo que dice la gente de ti, o el lo que Dios dice que tu eres?
    Esta tu de parte de Dios? de Dios o contra El?
    Encargo de Dios para Ciro

REFLEXIONES

Agrado a los hombres o agrado a Dios
Porque ¿busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O me esfuerzo por agradar a los hombres? Si yo todavía estuviera tratando de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo.

Galatas 1:10 

Ante las distintas situaciones que se presentan en la vida (enfermedades, desempleo, soledad, etc.), podemos sacar nuestras propias conclusiones, cuestionar las circunstancias y trasmitir nuestra perspectiva de los sinsabores que nos rodean. 

Pero es importante reflexionar, si en medio de cada juicio de valor que hemos tenido que afrontar, nos hemos preguntado ¿Y Dios que opina? 

Procura que tus criterios se ajusten a los criterios de Dios, no pretendas moldear a Dios a tu parecer, voluntad o contexto, 

“No seas sabio en tu propia opinión” (Pr. 3:7); Dios es el mismo ayer, hoy y por siempre lo será, por tanto su palabra también continuará siendo la misma, además la Palabra de Dios enseña que “si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo” (1Co. 8:2).

El versículo Jeremías 17:5, por años ha sido mal interpretado, lo han utilizado como una excusa para no cumplir un principio de reino, como lo es estar bajo sujeción en la congregación. Muchos hijos de Dios lo han tomado por conveniencia personal y de esta manera se escudan para evitar estar bajo autoridad en la congregación, utilizando una interpretación fuera de contexto.

Cuando jeremías dijo que maldito el hombre que confié en otro hombre se refería a nuestra autosuficiencia e independencia fuera de Dios. 

Jeremias 17:5


Puedes compartir este sitio

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra política de cookies.
Copyright © 2021 Todos los derechos reservados
El Paralítico de Betesda | Juan 5:1-18 | Reina Valera 1960
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   32,741
Copyright © 2021 Derechos reservados
Cookies - Aviso Legal - Mapa del sitio
Visitas:   32,741